A COVAX shipment. (AP)

A COVAX shipment. (AP)

¿Qué es COVAX y qué significa para América Latina? 

By Chase Harrison

La iniciativa de la OMS que busca corregir las inequidades globales de la vacunación se ha enfrentado a continuos retrasos.

La traducción al español es realizada por Daniela Cobos y Pía Fuentealba.

El 1 de marzo, Colombia se convirtió en el primer país de las Americas en recibir vacunas por la iniciativa COVAX cuando un envío de 117,000 vacunas de Pfizer-BioNTech aterrizó en Bogotá. COVAX, una iniciativa dirigida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la meta de promover la equidad de vacunas en todo el mundo, promete entregar 22 millones de dosis a América Latina para fines de mayo.

Pero las preocupaciones sobre la fecha tope están creciendo porque, al 21 de abril, América Latina ha recibido aproximadamente 15 por ciento de las dosis. Varios países, incluidos Haití, Panamá y Paraguay, aún no han recibido dosis. El 20 de abril, el presidente de Guatemala Alejandro Giammattei públicamente dijo que COVAX ha sido "un fracaso".

AS/COA explica la iniciativa y cómo está contribuyendo al esfuerzo de vacunación de América Latina.

Qué es COVAX?

COVID-19 Vaccines Global Access, mejor conocida como COVAX, es una plataforma global para apoyar desarrollo, fabricación y distribución de las vacunas para COVID-19. Fue lanzada en abril 2020 por la OMS, la Comisión Europea y Francia como uno de los tres pilares de la Access to COVID-19 Tool Accelerator.

Un aspecto crucial de la iniciativa es la COVAX Facility, manejado por la alianza público-privada de salud conocida como Gavi, la Alianza Mundial de Vacunas. La COVAX Facility es un mecanismo de obtención que compra vacunas a un portafolio de productores en nombre de países que son miembros de COVAX. El mecanismo ha estado trabajando con fabricantes para asegurar que tengan la capacidad para producir grandes cantidades de dosis una vez que las vacunas sean aprobadas. Ahora, el mecanismo está comprando y distribuyendo vacunas a sus países miembros.

Equidad de vacunas

COVAX busca resolver el problema de la distribución desigual global de vacunas. Al 9 de abril, 87 por ciento de las 700 millones vacunas distribuidas mundialmente fueron a países de ingresos altos o medios. Países de bajos ingresos han recibido solo 0.2 por ciento de las vacunas globales. El nacionalismo de vacunas—donde países priorizan vacunar a sus propias poblaciones antes que a las de otros países—deja al mundo vulnerable a una pandemia aún más prolongada, dado que la OMS estima que la pandemia del coronavirus solo va a terminar cuando el 70 por ciento de la población global sea inmune. Se predice que 500 millones de personas necesitarían ser vacunadas en la región de las Américas para controlar la pandemia.

Hay dos tipos de países participando en la COVAX Facility. El primer caso involucra a aquellos más ricos con autofinanciamiento. Estos 90 países pueden comprar vacunas a través de COVAX Facility para vacunar al 10 a un 50 por ciento de su  población. Ellos deben abonar un 15 por ciento del costo para garantizar el acceso a la compra de su vacuna. A menos que los precios de las vacunas se dupliquen, las compras de estos países son vinculantes. COVAX sí ofrece un Acuerdo de Compra Opcional en el cual los países pagan un costo más al alto en un principio que permite que opten por cancelar la compra más tarde, pero ellos perderían su depósito. Con COVAX, ningún país con autofinanciamiento puede recibir las dosis suficientes para vacunar al 20 por ciento de su población hasta que todos los países del grupo hayan tenido la oferta de obtener la misma cantidad de vacunas. COVAX planea distribuir 485 millones de vacunas a países autofinanciados en 2021. En América Latina, 14 países son autofinanciados.

El segundo grupo de países de mediano y bajo ingresos son financiados, y ellos no tienen que pagar por las vacunas. Las dosis para estos países están financiadas por el Gavi COVAX Advance Market Commitment (AMC por su sigla en inglés) program, el cual levanta fondos a través de  asistencia de desarrollo oficial, el sector privado y filantropía. Las compras de vacunas para países financiados provienen desde Gavi COVAX AMC, no del dinero pagado al sistema por los paises autofinanciados. Dicho eso, la meta de la COVAX Facility es usar el dinero de los países autofinanciados y de Gavi COMAX AMC para negociar mejores precios e incentivar a los fabricantes a aumentar su capacidad de producción. Los planes de COVAX son distribuir 1.8 billones de vacunas a los países financiados en 2021. Hay cinco países financiados en América Latina.

Hasta el momento, COVAX ha levantado $6.3 billones, pero dicen que van a necesitar otros $2 billones para alcanzar las metas en 2021. El mayor benefactor del programa son los Estados Unidos, país que ha donado cerca del 40 por ciento de los fondos. Después de que inicialmente no se unieron a COVAX, los Estados Unidos se hicieron miembros luego de que Joe Biden fuera presidente. Biden prometió $4 billones en financiamiento hasta el 2022.

Las vacunas de COVAX

La COVAX Facility está trabajando con siete diferentes fabricantes de vacuna. De ellos, tres han sido aprobados por la OMS para uso: AstraZeneca-Oxford, Pfizer-BioNTech y Johnson & Johnson. La aprobación de la vacuna de una solo dosis Johnson & Johnson recién llegó en marzo 2021. A fin de cuentas, la instalación tiene acuerdos para 270 millones de dosis de AstraZeneca-Oxford, 40 millones de dosis de Pfizer-BioNTech y 500 millones de dosis de Johnson & Johnson. 

Las otras vacunas —las cuales se están trabajando por fabricantes como Novavax, Sanofi y GlaxoSmithKline —no han recibido aprobación regulatoria y están en distintas fases de desarrollo.

Al 21 de abril, COVAX había comprado cerca de 1.1 billones de dosis. El total de dosis aseguradas y elegidas por COVAX son aproximadamente 3.6 billones, de acuerdo a UNICEF.

Además, COVAX planea hacer un intercambio de vacunas no usadas que puedan ser donadas a países necesitados. El Presidente francés Emmanuel Macron ha dicho que los países más ricos deberían donar el 5 por ciento de los suministros actuales de vacunas a las naciones más pobres, ya que muchos países adinerados ya se han asegurado con cantidades de vacunas varias veces más grandes que sus necesidades domésticas. Algunos de estos países, como el Reino Unido, han prometido proveer a COVAX con algunas de estas vacunas.

COVAX en América Latina y el Caribe

Hay 19 países en América Latina —además de los Estados Unidos, Canadá y los 16 países caribeños—que están participando en COVAX. De ellos, 14 países son autofinanciados: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, la República Dominicana y Venezuela. Cinco son financiados: Bolivia, El Salvador, Haití, Honduras y Nicaragua.

El único país de la región que no se ha unido a COVAX es Cuba, el cual planea vacunar a toda su población usando sus vacunas producidas domésticamente. Más allá,  la membresía de Venezuela estuvo en riesgo, después que inicialmente no hizo su segundo pago a COVAX, pero lo hizo el 18 de abril.

Muchos países latinoamericanos estaban indecisos en unirse al mecanismo debido a preocupaciones sobre el financiamiento. En septiembre 2020, 12 países de la región solicitaron a la OMS una prórroga para decidir si aplicar a la iniciativa. Al final, todos decidieron convertirse en países autofinanciados.

El despliegue

Colombia, el primer país en recibir un entrego de COVAX, recibió 117,000 dosis de Pfizer-BioNTech el 1 de marzo, por medio de la iniciativa "Primera Ola". La iniciativa cubrió a 18 países con Bolivia, Colombia, El Salvador y Peru representando las Américas. Juntos, los cuatro recibieron 377,900 dosis de Pfizer-BioNTech.

La segunda ronda de asignaciones comenzó en febrero, incluye 142 países y se extiende hasta mayo. Esta ronda estaba destinada a suministrar la vacuna Astra Zeneca-Oxford a través de dos productores: Astra Zeneca-SKBio, ubicado en Corea del Sur, y el Serum Institute of India (SII). Sin embargo, debido a la demanda interna en India, el SII no pudo exportar todas sus dosis solicitadas. Mientras tanto, la fabricación en Astra Zeneca-SKBio ha sido más lenta de lo esperado. Al 21 de abril, todos menos dos países de América Latina habían recibido menos de 35 por ciento de las vacunas que se les prometieron entre la primera y la segunda asignación. Haití, el único país de las Américas que no ha comenzado su proceso de vacunación, está rechazando su asignación de segunda ronda por temor a los efectos secundarios de la vacuna Astra Zeneca.

La tercera ronda de asignaciones está programada para abril a junio de 2021, al mismo tiempo que se termina la segunda ronda. La tercera ronda distribuirá 14.1 millones de dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech a 47 participantes de la instalación COVAX: Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Perú. Aún no ha habido entregas de la tercera asignación en América Latina. 

Este artículo fue publicado inicialmente el 26 de febrero, 2021, y desde entonces ha sido actualizado.