Main menu

#PeruCOA Resumen: Rol del sector privado en la lucha por la transparencia

Martín Vizcarra (Imagen: Joseph Sifuentes)

Presidente Martín Vizcarra. (Imagen: Joseph Sifuentes) 

December 07, 2018

 


Read an English version of the summary.


Tres días antes del referendo de anticorrupción en Perú, el Consejo de la Américas reunió a oficiales del gobierno y ejecutivos empresariales en Lima para hablar sobre el “Rol del Sector Privado en la Lucha por la Transparencia”. La Vice Presidenta de AS/COA Ragnhild Melzi inauguró la conferencia anual de AS/COA explicando cómo Perú puede servir como un modelo para Latinoamérica en el combate contra la corrupción. Melzi dijo que el país, además de ser un ejemplo de crecimiento económico sostenible en la última década, también lidera iniciativas como la del Grupo de Lima y la Alianza del Pacífico, y este año fue anfitrión de la Cumbre de las Américas. El Presidente Martín Vizcarra, dijo Melzi, es uno de los pocos líderes de la región que ha tomado pasos concretos hacia la responsabilidad, y “hoy estamos aquí para entender y proponer soluciones que nos lleven a la transparencia y el desarrollo sostenible en Perú y la región”.

“La lucha por la transparencia es el antídoto a la epidemia de corrupción”, dijo el Ministro de Relaciones Exteriores Néstor Popolizio, quien subió al podio después de Melzi. “Es la piedra angular para fortalecer la institucionalidad gubernamental y la confianza pública”. Pero la lucha tiene que ser un esfuerzo conjunto, al nivel regional, ya que es una corrupción transnacional, añadió Popolizio, y el sector privado es un aliado “estratégico y fundamental”.

Después el Presidente del Banco Central de Perú Julio Velarde dio un análisis histórico del país en comparación con sus vecinos latinoamericanos y el resto del país. Tradicionalmente, Latinoamérica ha sido un mercado cerrado con la excepción de México. Pero eso ha empezado a cambiar ahora con bloques como la Alianza del Pacífico, dijo. A lo largo de los años los países latinoamericanos han adquirido disciplina macroeconómica. Las tasas de inflación en este siglo, por ejemplo, son mucho más bajas que las de los 1980s y 1990s—hasta en Argentina, añadió. Velarde también destacó que el déficit público de Perú hoy en día es mejor de lo esperado, aunque el Banco Central quisiera verlo por debajo del 2 por ciento. Igual la calificación crediticia del país es la segunda mejor de la región después de Chile, y debería mejorar con el tiempo dependiendo del valor de las materias primas, la estabilidad institucional y el declive en la popularidad del populismo.

En la siguiente presentación, Roque Benavides, el presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas, citó una estadística que dice que 51 por ciento de los peruanos toleran algún nivel de corrupción. “Todos tenemos que empezar con un mea culpa”, dijo Benavides, y denunciar sobornos de todo tamaño. Además, delineó los pasos que ha tomado el Consejo Privado de Anticorrupción y los códigos de ética implementados recientemente en el país.

Luego panelistas de los sectores público y privado compartieron estrategias para aumentar la transparencia. Francis Stenning de la Bolsa de Valores de Lima moderó y empezó la conversación comentando sobre el éxito del modelo peruano, lo cual ha mantenido un nivel de inversión alta y sostenida a lo largo de los años pero que se puede ver en riesgo por temas de corrupción.

Medidas preventivas ayudarían a mantener la confianza de los inversionistas y el referendo del domingo es un ejemplo del compromiso que tiene el gobierno con la honestidad e integridad. “No podemos solo enjuiciar a la corrupción. Tenemos que prevenirla”, dijo la Secretaria de Integridad Pública Susana Silva. “Necesitamos fortalecer nuestras instituciones y el proyecto empieza desde el ejecutivo a la justicia y a la policía”. Silva destacó cómo en la mayoría de los países las puertas a la corrupción se abren empezando con las elecciones de oficiales, y por eso está trabajando para también involucrar a la sociedad civil junto con el sector público y el privado.

Aunque Lava Jato ha tenido un mayor impacto en Perú y Brazil, Brian Winter de Americas Quarterly dice que es una señal positiva que estén madurando sus democracias. “Brazil y Perú son los países donde la clase media en Latinoamérica ha crecido más, y también son los países con los mayores escándalos de corrupción”, dijo. “No creo que eso sea coincidencia. Es porque están cambiando los valores y la clase media está exigiendo más transparencia al pagar más impuestos”.

Carlos Santiso de CAF mencionó que América del Sur es la región del mundo donde es más difícil pagar impuestos y que al digitalizar el sistema se puede facilitar el proceso. Además, mantener un récord digital de transacciones públicas es una muy buena manera de combatir la corrupción, dijo Santiso, destacando como ejemplo a la Ciudad de México que tiene el 100 por cientos de las obras públicas registradas en la web.

Por el lado del sector privado, la digitalización ofrece inmensas oportunidades para aumentar la transparencia y la eficiencia para los bancos e igual que para la población en general. El creciente número de transacciones monetarias que se llevan a cabo en línea tiene muchas ventajas, dijo Miguel Ucceli de Scotiabank. Entre ellos está la reducción en el margen de error, lo cual mejora la liquidez del banco y se traduce a tasas de interés más bajas.

“Al final del día, queremos entregarle al pueblo proyectos de calidad”, añadió Alberto Ñecco de ProInversión. “Si no somos transparentes, no logramos la viabilidad social del proyecto”. Pero esto requiere reglas claras más la capacitación de los oficiales del gobierno al igual que de las empresas.

El Presidente de Perú Martín Vizcarra dio las palabras de clausura con reflexiones sobre el tema del día, observando que es más eficiente, incluso económicamente, prevenir la corrupción en vez de sancionarla. La lucha por la transparencia requerirá mucho trabajo por delante, dijo el Presidente, citando la encuesta de Latinobarómetro del 2017 en la cual el 75 por ciento de los latinoamericanos dijeron que no tenían fe en sus instituciones. Mirando hacía el referéndum del 9 de diciembre, el presidente dijo que debe ser visto como “una apuesta de los peruanos para un país integro, transparente y libre de corrupción”.

Elizabeth Gonzalez tradujo este resumen.