Share

Bolsonaro y su estrategia: reforzar las amenazas en Brasil para conseguir la reelección

By Gisela López Lenci

"No hay duda de que Bolsonaro quiere obtener más poder e intimidar a las otras ramas del gobierno", dice Brian Winter a El Comercio sobre las recientes protestas en Brasil.

“O el jefe de ese poder encuadra a los suyos o ese poder puede sufrir aquellos que nosotros no queremos”. Con esta amenaza, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a enfrentarse al Tribunal Supremo Federal (TSF), en la guerra abierta en la que está enfrascado con el Poder Judicial de su país, de cara a las próximas elecciones y en las que podría perder.

La advertencia la lanzó durante las celebraciones por el Día de la Independencia, en el marco de un escenario extremadamente polarizado y aupado por sus miles de seguidores en Brasilia, a quienes les prometió que habría “una nueva historia”…

“Bolsonaro está frustrado por su incapacidad para aprobar su agenda y también está asustado por los continuos casos legales que podrían implicar a miembros de su familia. Espera usar imágenes de las grandes multitudes para intimidar a los miembros de la Corte Suprema y obtener lo que quiere”, señala a El Comercio el analista Brian Winter, especialista en política brasileña y editor en jefe de “Americas Quarterly”…

“Todavía faltan 13 meses para las elecciones y es difícil saber qué sucederá. Aún es posible que la popularidad de Bolsonaro se recupere, si la economía se recupera y los casos de COVID continúan su reciente declive. Pero si las tendencias actuales continúan, definitivamente culpará al fraude si pierde los comicios. Entonces, las instituciones de Brasil realmente serán puestas a prueba”, agrega Winter…

Winter es de una opinión similar con respecto a la amenaza de un golpe de Estado: “No hay duda de que Bolsonaro quiere obtener más poder e intimidar a las otras ramas del gobierno. Pero aún no estamos en el ‘momento de la verdad’ que obligaría a los militares a tomar partido entre él y los demás poderes del Estado. Ese momento podría llegar, por ejemplo, si el Tribunal Supremo ordena la detención de alguien cercano a Bolsonaro. Las fuerzas armadas de Brasil dicen que defienden la Constitución y los altos mandos dicen en público y en privado que no emprenderán una aventura autoritaria. Pero creo que los acontecimientos recientes en Estados Unidos, tras la derrota electoral de Donald Trump, demuestran que nunca se sabe lo que puede suceder”…

Lea el artículo completo.