Main menu

Resumen de #CouncilARG 2018: Perspectivas económicas y políticas en Argentina

Marcos Peña (Imagen: Andrés Carli)

September 04, 2018


Read an English version of the summary.


Argentina está enfrentada a una "tormenta perfecta", según dijo Jorge Luis Di Fiori, el presidente de la Cámara de Comercio de Argentina al inaugurar "Argentina: Perspectivas económicas y políticas", la decimoquinta conferencia anual de la serie “Latin American Cities Conferences” en Buenos Aires. El evento coincidió con la noticia de la fuerte devaluación del peso argentino y de un aumento de la tasa de interés del Banco Central hasta el 60 por ciento. Di Fiori se enfocó en el largo plazo en su intervención. "Un buen capitán, una buena tripulación y trabajo en equipo dan el resultado que se busca", dijo Di Fiori, "y llegamos a buen puerto".

La Presidenta de AS/COA, Susan Segal, fue la segunda oradora de la conferencia, con una intervención en la que resaltó las crecientes oportunidades para la integración de Latinoamérica. “En una región de 600 millones de personas y un mercado de 5 trillones de dólares, hay una enorme oportunidad para más conectividad, no solamente en comercio sino también en infraestructura”. Segal se refirió también a la actual coyuntura de Argentina y a la trayectoria planteada por la actual administración, la cual requiere que otros actores tengan una perspectiva de largo plazo. “Una transformación toma tiempo. No se resuelven las cosas de un día para el otro. El crecimiento y el desarrollo, así como la integración de la región, requieren no solo de liderazgo politico—el que a mi juicio ya existe—sino de un compromiso sostenido por parte del sector privado”.

El alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, habló a continuación, subrayando las buenas noticias de su ciudad, como la creación de 15.000 trabajos técnicos. "The Economist declaró, por cuatro años consecutivos, que la ciudad [de Buenos Aires] es el mejor lugar para vivir en América Latina. Es el primer lugar que los estudiantes escogen para estudiar", dijo Rodríguez Larreta. El alcalde también apoyó las políticas del Presidente Mauricio Macri y reiteró la afirmación de Segal de que el cambio toma tiempo. "No tengo duda de que el camino escogido por el gobierno nacional es el camino correcto. Lo importante es acompañar y continuar en el camino escogido".

Marcos Peña, jefe del gabinete de ministros, advirtió de los peligros de un cambio parcial y a corto plazo, "alimentado por una visión cínica". Dijo que las circunstancias actuales son únicas en la historia argentina por cómo las está enfrentando el gobierno. "Discutimos el presupuesto antes de enviarlo", dijo, en un momento en que el gobierno está preparando el presupuesto nacional, que se entregará al Congreso a más tardar el 15 de septiembre. Aunque Peña dijo que no buscaba minimizar los retos económicos que enfrenta el país, reconoció que el camino de aquí adelante necesita de honestidad y madurez.

El nuevo ministro de producción de Argentina, Dante Sica, señaló que Argentina ha tenido más recesiones cada 10 años que cualquier otro país latinoamericano. "Debemos romper ese círculo vicioso", dijo, subrayando la necesidad de una estabilidad macroeconómica y de reformas estructurales para fomentar el crecimiento de Argentina como exportadora a la vez que se refuerza su mercado interno. Sica delineó un plan para reducir el déficit fiscal al 2,7 por ciento en 2018 y al 1,3 por ciento en 2019, y finalmente eliminarlo por completo en 2020, en un intento de responder a la inflación estructural. Sica también presentó un plan para ayudar a emprendedores, cuya actividad, dijo, ha sido frenada por el Estado. Ese plan incluye reducir impuestos, reducir el costo de los trabajadores no asalariados, mejorar la infraestructura y reforzar las instituciones.

El primer panel del día, moderado por Patricia Menéndez-Cambó de Greenberg Traurig, exploró las perspectivas económicas y de inversión del sector privado en Argentina. Gustavo Rincón de Kellogg Mercosur dijo que esperaba que la estabilidad en Brasil mejorara las posibilidades de Argentina. Rincón dijo que el Cono Sur tiene uno de los mejores panoramas económicos de América Latina y anotó que la región ha sacado a 10 millones de personas de la pobreza y las ha llevado a la clase media. Raúl Padilla de la empresa bioenergética Bunge dijo que una guerra comercial global, de hecho, le podría abrir la oportunidad a Argentina y a Brasil de posicionarse como exportadores de productos de valor agregado. Padilla dijo que esperaba que el sector de las materias primas, que fue bastante golpeado por una sequía que afectó al 40 por ciento de los cultivos del país, se recuperara en 2019. Carlos Zarlenga, de General Motors, se enfocó en Brasil. "Me preocupa la industria automotriz en Brasil, pues tiene un impacto en el mercado argentino", explicó. También dijo que creía que era posible que todos los automóviles en las calles sean eléctricos en 20 años, una posibilidad emocionante para Argentina, debido a sus reservas de litio.

El recientemente nombrado ministro de energía Javier Iguacel subrayó que no hubo interrupciones al suministro de gas durante el invierno y habló del potencial de desarrollo de la región de Vaca Muerta, rica en esquisto. Andrés Ibarra, ministro de modernización, presentó una actualización de los planes del país para cerrar la brecha digital, en preparación para ser la sede del G20 en noviembre, y también habló específicamente de la meta de llevarle conexiones 4G al 90 por ciento de los 1.300 municipios del país antes del fin del próximo año. Por ahora, la mitad están en línea.

"Este es un día difícil", dijo un franco Rogelio Frigerio, ministro del interior, durante un jueves volátil y pesimista en el que el peso argentino cayó a 40 por 1 dólar por la primera vez en la historia. “Es difícil porque somos responsables políticamente…Para muchos argentinos, evidentemente las cosas no están yendo bien". Pero el ministro también anotó que, por primera vez, el país está reconociendo de frente la causa de sus problemas económicos, es decir, el déficit fiscal. "Estoy convencido de que no daremos vuelta atrás", dijo en el cierre de su intervención. "Una mayoría de gente decidió cambiar. No volveremos a ser un país aislado del mundo".

Dicho esto, no se podrá reducir el déficit exitosamente si los sectores competitivos del país están bajó ataque, advirtió el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, en una discusión con su par de Mendoza, Alfredo Cornejo. La discusión fue moderada por la directora ejecutiva de Cippec, Julia Pomares. El gobierno, dijo Urtubey, debería ser un acelerador de la producción, no un obstáculo. Cornejo, por su parte, subrayó la importancia de alejarse de una mentalidad populista. "Necesitamos un cambio cultural", dijo. "Tenemos que apoyar el proyecto [del presidente] de tener un capitalismo sano y serio".

Pablo Medina Uribe tradujo este resumen.