Main menu

Remarks by AS/COA's President Susan Segal at Mexico City Conference

March 11, 2008

Opening remarks by AS/COA's President Susan Segal
at the Mexico City Conference
on March 11, 2008

***As Prepared for Delivery***

 
Señor Presidente de la República Felipe Calderón, Señor Secretario de Economía Eduardo Sojo, Señora Secretaria de Relaciones Exteriores Patricia Espinosa Cantellano, Señor Bruno Ferrari, Presidente y CEO de ProMéxico, Señor Valentín Diez, de Comce, embajadores, señores del gobierno de México, miembros del AS/COA, e invitados especiales. Quiero darles a todos una cordial bienvenida el día de hoy.
Estoy muy contenta de estar en México otra vez con nuestra serie de Latin American Cities Conferences. Este año estamos particularmente complacidos y honrados que el Señor Presidente Felipe Calderón nos acompañe inaugurando este evento.

Me gustaría dar un agradecimiento muy especial a ProMéxico, con quien estamos organizando esta conferencia, y a mi amigo Bruno Ferrari. La relación con ProMéxico es muy estratégica para nosotros, y esperamos hacer mucho en el futuro. Gracias a todo el equipo de trabajo de ProMéxico y a mi equipo de trabajo, Juan Cruz y Rachel.

También quiero agradecer a nuestros regional sponsors: AIG, Corporación Andina de Fomento (CAF), Fedex Express, Merrill Lynch, Microsoft, y Wal-mart. Y a nuestros sponsors en México: HBO, Metlife, y Mizuho Corporate Bank. Ustedes son muy importantes para nosotros, muchas gracias—thank you very much. Gracias también a Amcham, Concanaco, CCE, Comce, y a Comexi por toda su colaboración promoviendo este evento.

Antes que nada, me gustaría reconocer al presidente su gestión y habilidad, al haber logrado tantoen apenas un año y medio de gobierno.

México y los Estados Unidos comparten una de las relaciones bilaterales más dinámicas del mundo. Esto es producto de nuestra historia y amistad, y se refleja hoy en día también en nuestros valores compartidos e intereses comunes, sean económicos, políticos, de seguridad, sociales o culturales.

Y como toda relación fuerte, es multifacética. Esta en particular tiene una dimensión muy importante, que es NAFTA (North American Free Trade Agreement). Los beneficios de NAFTA hablan por si mismos—no solamente para México sino también para los Estados Unidos y Canadá. Desde la implementación de NAFTA, las exportaciones de México a los Estados Unidos se han cuadruplicado, de $60 mil millones en 1993 a $280 mil millones en 2007 y la inversión ha sobrepasado los $100 mil millones. Cerca del 80 por ciento de las exportaciones de México tienen a los Estados Unidos como destino final.

Los beneficios son también muy claros para los estados unidos. En el mismo periodo, las exportaciones a México pasaron de los $41 mil millones a $136 mil millones, y el 35 por ciento de todas nuestras exportaciones van hacia NAFTA. Además, se crearon aproximadamente 25 millones de nuevos empleos en los Estados Unidos durante la primera década después de la implementación de NAFTA.

Pero mas importante es que la fuerte relación económica en Norteamérica, y particularmente entre los Estados Unidos y México, ha contribuido fuertemente al crecimiento en los dos países.

Como ustedes saben, en los Estados Unidos estamos en un año electoral—más bien en un proceso electoral con el debate y la participación de más gente, incluyendo una nueva generación de votantes. Es un momento con muchas preocupaciones y problemas económicos que abren un discurso a veces proteccionista, sin entender bien el beneficio y la necesidad del comercio exterior para el crecimiento mundial y de los Estados Unidos.

El desafío para todos los que creemos en NAFTA y en la relación entre ambos países en este momento es, primero que todo, tener paciencia; y después también, invertir en la relación, cultivarla, particularmente en áreas de interés común. Porque es imposible pensar que algún día no se entienda de manera profunda la importancia de NAFTA, hoy y en el futuro.

Al igual que hace 15 años, cuando se aprobó NAFTA, el sector privado tiene un rol clave. La necesidad de educar sobre los beneficios de NAFTA en materia de seguridad, crecimiento y competitividad de Norteamérica. Explicar bien que el reto para Norteamérica es de ser más competitivo frente a China, India y otros países de Asia. Es más importante que nunca la responsabilidad que tiene el sector privado en los tres países.

Nosotros en el Council of the Americas creemos mucho en la importancia de NAFTA y de las iniciativas bilaterales—como la iniciativa de Mérida, en una solución completa sobre la inmigración y sobre los beneficios de trabajar juntos, el sector publico y privado, para mejorar la vida de los pueblos de Norteamérica y de todo el hemisferio. Estamos trabajando en eso, y vamos a seguir con mucho compromiso y dedicación a esa misión.

Muchas gracias otra vez y de nuevo es un placer estar en México con tantos amigos.