Main menu

Entrevista con Gabino Cué, el nuevo gobernador del estado de Oaxaca, Mexico

December 01, 2010

Gabino Cué, el nuevo gobernador del estado de Oaxaca en Mexico, conversó con la editora de AS/COA Online Carin Zissis pocos días antes de su toma de posesión en el primer día de diciembre. Por una alianza politíca inesperada del conservador Partido de Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cué ganó una elección histórica en julio de 2010 y será el primer gobernador de oposición en el estado en mas de ocho décadas. Reemplazará Ulises Ruiz del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien podría ser investigado por corrupción y violaciones de derechos humanos después de entregar el poder.

Cué, quien perdió frente a Ruiz en 2004 en una elección marcada por alegaciones de fraude, habla sobre como planea el avance de su estado—rico en recursos pero con mucha pobreza—dejando atrás los protestas de 2006 que atrajeron atención internacional. También cuenta como es que su gobierno va a unificar detrás de ideologías diferentes de la alianza que lo aportó durante la elección. “Nosotros conformamos una alianza opositora, en base a una agenda por la transición democrática, para tratar temas de interés de todos los partidos,” dice Cué. “De la misma manera lo vamos a hacer en el gobierno.”


  • Read the English translation of the interview here.

AS/COA Online: Usted está reemplazando al Gobernador Ulises Ruiz, quien cuenta con el nivel de popularidad más bajo de todos los gobernadores en México. Como el primer gobernador de oposición de Oaxaca en más de 80 años, ¿cuál será la primera acción de su gobierno para llevar al estado de Oaxaca por un nuevo rumbo?

Cué: Primero, efectivamente, tenemos un momento histórico en Oaxaca ya que después de más de 80 años se dio la alternancia. Hay una gran expectativa cuando se dan las alternancias. Y lo que hemos venido diciendo es que de entrada queremos hacer todo lo que en nuestras manos esté, para poder transitar de un régimen autoritario a un régimen democrático. Eso significa que hay que desmantelar una serie de formas prácticas que se venían realizando, que poco ayudaban a la democracia. Entonces, un cambio importante va a ser en las formas y en el estilo de relacionarse con el electorado, con el pueblo, y con nuestros gobernados.

El siguiente cambio va a ser todo un paquete de reformas institucionales que nos permitan avanzar en temas muy sensibles: como es la transparencia, como es el tema de la buena revisión de cuentas, como es el fortalecimiento de los órganos autónomas, como es la comisión de derechos humanos, órganos que sin duda son muy sensibles en un estado con tantas violaciones a las garantías individuales. Tenemos que hacerlo con cambios institucionales que nos permitan una mejor colaboración y equilibrio entre los poderes—como poder legislativo, poder judicial—que les permitan volverse más autónomos; y una mejor colaboración entre poderes.

Entonces, yo diría que son cambios de forma son cambios institucionales, y es un nuevo régimen que se va a conformar con una gran pluralidad. Yo he dicho que vamos a conformar un gobierno de coalición, donde mujeres y hombres de diferentes filiaciones político-partidistas y de la sociedad civil nos van a acompañar en esta responsabilidad. Y a partir de allí, vamos a sentar las bases para empezar a tocar temas específicos que están vinculados con temas económicos y temas de carácter social.

AS/COA Online: El 2006 atrajo la atención internacional debido a la docena de asesinatos que sucedieron en la ciudad y las protestas que paralizaron la ciudad. También en el 2010, defensores de los derechos humanos—incluyendo uno de Finlandia—fueron asesinados en la población rural de San Juan Copala. ¿Tiene usted algún plan para mejorar la imagen de Oaxaca a nivel internacional y para mejorar la situación de los derechos humanos en el estado?

Cué: Sí, yo creo que es un reclamo local, nacional y internacional. Lamentablemente Oaxaca, como usted lo señala, ha sido motivo de noticias no necesariamente gratas vinculadas a violaciones de derechos humanos, a asesinatos de dirigentes sociales y gente que ha participado en movimientos populares. Obviamente el hecho de que se dé la alternancia genera esa expectativa y esa confianza de crear soluciones.

Ya nosotros hemos dicho que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos, precisamente para que haya justicia. Pero justicia no en términos de adoptar una actitud facciosa, no en términos de agraviar a nuestros adversarios o a quienes dejan el gobierno, sino producto de una seria investigación y análisis.

En todos esos casos debemos poner una atención especial a los conflictos y a las muertes generadas en el conflicto de 2006, las muertes de los dirigentes sociales.

El tema de San Juan Copala requiere una atención especial. Es una zona de tensión y está muy vinculado este asunto con un problema de muchos años atrás, donde participan organizaciones sociales, donde hay una ausencia de gobierno. Entonces, nosotros vamos a hacer todos nuestros esfuerzo para que, primero, se logre la paz y, segundo, la reconciliación y el perdón, y una presencia institucional que permita poder elevar los niveles de bienestar en las personas que viven en esa región.

AS/COA Online: Oaxaca es una entidad con vastos recursos naturales, pero también con mucha desigualdad social. ¿Cuáles son los sectores que usted cree tienen las mejores oportunidades para desarrollo e inversión? También muchos oaxaqueños dejan el estado para emigrar a otras partes de México y al extranjero. ¿Cómo se pueden crear más oportunidades para los oaxaqueños que quieren emprender sus propios negocios y quieren contribuir a la economía del estado?

Cué: Yo he planteado que todo el esfuerzo gubernamental tiene que ir encaminado precisamente a eso. No solamente elevar los niveles de bienestar, sino generar las condiciones para que haya inversión, y por tanto, haya empleo. Una prioridad para nosotros va a ser el cambio. Mucha gente tiene que emigrar porque no tiene oportunidades en sus comunidades. Muchas personas efectivamente tienen que salir a buscar, en el centro del país y en el norte del país, lo que no encuentran aquí. Así que hay que generar las condiciones de paz y garantías para que haya inversión.

Lo paradójico es que Oaxaca siendo un estado inmensamente rico en recursos naturales—forestales, costas, litorales, tierra fértil, mano de obra calificada—tiene que emigrar nuestra gente porque no ha habido un programa económico que permita aprovechar todas esas vocaciones productivas que tiene Oaxaca. Entonces, a través de la recomposición de la Secretaría de Turismo y Economía, a través de la creación de clusters, vamos a buscar a integrar a los productores del café, del mezcal y de todo lo que se producen en Oaxaca para buscar la posibilidad de que sean mucho más rentables.

AS/COA Online: Usted, como otros gobernadores electos, apoyó la reforma federal para la creación de la policía única en México. ¿Cómo cree usted esta ley va a cambiar la situación de la seguridad aquí en el estado y también a nivel nacional?

Cué: Bueno, una prioridad en este gobierno, como lo es a nivel nacional, es el tema de la seguridad. El presidente Felipe Calderón ha venido insistiendo en la idea de una estrategia de creación del mando único como un mecanismo para mejorar la capacitación de nuestros cuerpos policiacos para que haya mayor coordinación, y por tanto, mayor eficacia en el combate a la delincuencia y el crimen organizado.

Nuestra posición es ser solidarios con esa política pidiendo siempre que se revise la factibilidad de hacerlo en estados como Oaxaca, donde en muchos de nuestros municipios ni siquiera se cuenta con una policía. Entonces, nosotros vamos a seguir contribuyendo para que en esta estrategia nacional Oaxaca aporte la parte que le corresponde, buscando consolidar nuestro sistema de control de confianza, creando nuestras unidades antisecuestro, mejorando los sistemas de información, y desplegando los elementos que tenemos de la mejor manera para enfrentar a la delincuencia.

AS/COA Online: Usted fue electo con una alianza de varios partidos, incluyendo el PAN y el PRD. Los oficiales de su gobierno vienen de todas esas fuerzas políticas. ¿Cómo la gente de su gobierno va a trabajar juntos a pesar de las diferencias ideológicas de cada partido?

Cué: Yo creo en las alianzas. Yo creo que las alianzas se construyen en función de las coincidencias. Nosotros conformamos una alianza opositora, en base a una agenda por la transición democrática, para tratar temas de interés de todos los partidos. De la misma manera lo vamos a hacer en el gobierno.

El día de hoy recibí todo lo que es un programa preliminar de gobierno, donde recoge también la visión de los partidos y los compromisos nuestros. Eso se va a convertir en el plan de gobierno, donde recogerá todas las cosas buenas de los partidos. En función del programa, y en función de tramos de responsabilidad de los partidos, habrá en el gabinete mujeres y hombres que emanen de esos partidos. ¿Y en función de qué nos vamos a unificar? En función del programa, independientemente de la visión que cada partido tenga sobre temas específicos. Eso quedará en la esfera de los partidos. Pero tiene que haber un programa de gobierno que nos unifique.

AS/COA Online: A pesar del pronunciamiento de alguno de los líderes nacionales del PAN y PRD en contra de una alianza de las elecciones presidenciales de 2012, ¿usted ve alguna oportunidad para que los partidos de oposición trabajen juntos en contra de un PRI que está resurgiendo?

Cué: Cada elección tiene su particularidad y cada año los partidos definen sus estrategias, de alianzas o no alianzas. Yo desconozco cuál vaya a ser la estrategia de los partidos, primero, de cara a las elecciones del 2011 y luego al 2012. Nosotros seremos cuidadosos y respetuosos de esas decisiones.

Nosotros vamos a trabajar para todos, sin distingo de partidos. Nosotros vamos a cumplir con un mandato de la Constitución de gobernar para todos. Y, bueno, los partidos tendrán sus estrategias electorales. Y, bueno, nosotros estaremos observando.

AS/COA Online: Debido a que no existe el principio de reelección de gobernador, usted estará en la gubernatura del estado de Oaxaca únicamente por seis años. ¿Qué se ve usted haciendo una vez que termine su mandato a fines de 2016?

Cué: Yo soy un político profesional—es mi vocación. Mis ojos están concentrados ahorita en hacer un buen gobierno. Vamos a poner toda nuestra entrega para que así sea. Ya en el 2016 vamos a ver a qué nos dedicamos.