Main menu

Remarks: President and CEO of ProMexico Bruno Ferrari at the 2010 Mexico City Conference

May 25, 2010

Palabras de Bienvenida
Mexico: Retos Económicos en el año de su Bicentenario
2010 Latin American Cities Conferences
25 de mayo de 2010

************************************

Distinguida Susan Segal, Presidente y CEO de Americas Society/Council of the Americas;

Doctor Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México;

Señoras y señores.

Muy buenos días a todos.

Es un gusto estar con ustedes el día de hoy y tener la oportunidad de darles la bienvenida a este importante foro organizado por “Americas Society/Council of the Americas” y ProMéxico. Muchas gracias Susan por tu incondicional entrega para la realización de este importante foro.

El día de hoy tendremos excelentes conversaciones y reflexiones acerca de los retos y las oportunidades que deberán enfrentar la economía mexicana y la estadounidense en el marco de una verdadera integración económica regional de Norteamérica.
Saludo y felicito a todos nuestros expositores, participantes e invitados de honor en éste evento. Les extiendo el agradecimiento de ProMéxico por su presencia el día de hoy.

En meses recientes hemos sido testigos de cómo las relaciones de inversión y comercio entre las naciones han cambiado, y se reacomodan bajo un nuevo esquema en el que nuestra región se encuentra llamada a ser líder y guía.

Sabemos cuál es el camino para convertir esta visión en realidad: debemos establecer medidas eficaces y eficientes para incrementar nuestro comercio y atraer inversión productiva, en suma, debemos potenciar un crecimiento económico con armonía y equidad en nuestras naciones.

Nos enfrentamos a grandes retos que, sin duda alguna, lograremos sortear de forma exitosa si ponemos la voluntad política, los recursos, la coordinación y la cooperación necesaria.
México y Estados Unidos poseen una amplia tradición en materia de cooperación económica, enfatizada, entre otras cosas, por nuestro Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Actualmente, nos encontramos inmersos en un proceso natural de integración económica en América del Norte, el cual es acentuado no únicamente por la geografía, sino por la complementariedad existente entre nuestras dos economías. Este proceso de integración se basa en el esfuerzo diario de empresarios que buscan construir un futuro de prosperidad y desarrollo para el sector productivo de ambos países.

Nos encontramos camino a la recuperación económica después de haber hecho frente a una de las peores turbulencias económico-financieras de las que se tenga registro en el mundo. Hoy, gracias a la suma de esfuerzos de empresarios nacionales y globales, de trabajadores e inversionistas, la peor parte de esta crisis ha quedado atrás y miramos con optimismo hacia el futuro.

Hoy, México se erige como una de las mejores opciones para invertir en el mundo y como uno de los mejores lugares para realizar negocios…

Como ejemplo, les menciono que en el primer trimestre del año el Producto Interno Bruto registró un crecimiento de 4.3 por ciento a tasa anual, de acuerdo a cifras del INEGI. Las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto para 2010 se ubican alrededor del 5 por ciento. Durante el periodo de enero-abril de este año se crearon 381, 904 empleos.

Las exportaciones del primer trimestre de 2010 se han incrementado 32.8%, mientras que las importaciones lo han hecho en 27.5%.

Durante marzo de 2010, la participación de mercado de los productos mexicanos en las importaciones de Estados Unidos ascendió a 12.8%, lo que representa un máximo desde que se tienen registros (enero 1987). También los productos no petroleros mexicanos establecieron récord con una participación de mercado en Estados Unidos de 13.2%.

Por otro lado, las reservas internacionales del país se encuentran en niveles históricos, superando los 98 mil millones de dólares, cifra que refleja una enorme fortaleza del sistema financiero mexicano; mientras que el índice riesgo-país ha descendido considerablemente con respecto a los niveles de hace un año, consolidando a México como una atractiva opción para los negocios internacionales.

En el mundo se reconoce que México representa un gran lugar para invertir, y se pone de manifiesto a través de las prometedoras proyecciones que se han hecho sobre la economía mexicana.
Analistas y consultores internacionales como AT Kearney, ubican a México como uno de los ocho destinos más atractivos para la inversión en el mundo.

También la firma Alix Partners ha confirmado a México como la nación más competitiva para las manufacturas, superando a países como China, India y Brasil.

No resulta casual que un gran número de empresas globales se encuentren anunciando inversiones en nuestro país únicamente por este año, sino por un periodo de ejecución de varios años; confirmando así la confianza de largo plazo que estas empresas le otorgan a México.

Los datos e indicadores nos hacen vislumbrar con optimismo el futuro; sin embargo, sabemos que aún tenemos trabajo pendiente en materia de diseño e implementación de reformas que conviertan a nuestro país en una economía más competitiva y segura.
Debemos trabajar para recuperar la senda del crecimiento económico, y al mismo tiempo realizar una transformación a fondo del aparato productivo que nos permita tener una economía ganadora, competitiva y generadora de empleos.

Amigas y amigos.

México se encuentra avanzando con paso firme hacia un futuro de fortaleza e integración económica en América del Norte.

La competitividad de la región se encuentra definida por el grado de integración, complementación e interacción de cada una de las economías regionales. Ese es el sentido en el que debemos trabajar; buscando complementar bienes, productos y servicios que nos permitan competir de manera efectiva con otras regiones del mundo.

El libre intercambio internacional es la vía que llevará a México y a Estados Unidos hacia la recuperación económica, hacia la prosperidad y hacia el desarrollo de largo plazo.

Tal y como lo ha dicho el Presidente Calderón:”…la recuperación económica de nuestros países, de México y Estados Unidos, no es ni puede ser resultado del esfuerzo aislado de cada Nación. La recuperación sólo podrá darse a través del trabajo conjunto, del esfuerzo compartido, de la unión de visiones y de la unión de voluntades…”

En 2010, año del Bicentenario de nuestra Independencia, México se presenta como un país encaminado a la recuperación económica y al desarrollo; como una economía competitiva, como un destino de inversión atractivo y confiable; en suma, mirar hacia México en 2010, es mirar hacia el futuro de los negocios internacionales…

Los invito a que sigamos construyendo una América de Norte más competitiva, más próspera y fuerte, donde mexicanos y estadounidenses caminemos juntos hacia el bienestar como socios y como aliados estratégicos.

Muchas gracias.