Main menu

The New York Times En Español sobre la exposición de Americas Society The Metropolis in Latin America, 1830–1930

(Foto: Beatriz Messeguer)

April 18, 2018

Para aquellos viajeros que disfrutan del diseño, entre las principales cartas de presentación de Ciudad de México, Lima o São Paulo —aquellas megaciudades latinoamericanas— están sus delirantes estructuras modernistas. Aunque a muchas les vendría bien una restauración, esas grandes torres y avenidas elevadas aún reflejan las ambiciones de los gobiernos nacionalistas de los años cincuenta y sesenta.
 
Exposiciones recientes en Estados Unidos, como Latin America in Construction: Architecture 1955-1980 (Latinoamérica en construcción: su arquitectura de 1955 a 1980), la principal muestra de 2015 del Museo de Arte Moderno de Nueva York, han posicionado el momento moderno como la era de oro arquitectónica de la región, y el trabajo de arquitectos modernistas como Oscar Niemeyer, de Brasil, y Luis Barragán, de México, ha motivado exposiciones frecuentes, editoriales de moda y fotografías compartidas en Instagram que parecen haber sido tomadas desde exactamente el mismo punto.
 
Sin embargo, los millones de personas que viven en estos lugares saben que sus experimentos urbanos modernistas están cimentados sobre una clara historia previa. Es un relato de ambición, nacionalismo, violencia, innovación técnica y transformación económica que se desarrolla en avenidas majestuosas y parlamentos palaciegos.