Main menu

LatAm in Focus: Políticos latinoamericanos deben entender que la agenda LGBT es "mainstream"

Una pareja chilena

Una pareja chilena. (Imagen: Movilh Chile)

March 29, 2017

Como el 1er político abiertamente gay en Chile @JParadaHoyl pensó que su electorado era hipster. No necesariamente.
"No podemos cambiar aquello que no vemos." —@JParadaHoyl sobre la importancia de visibilizar temas #LGBT en LatAm

La ola global de apoyo para proteger los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales—o LGBT—llegó a Latinoamérica hace más de 20 años. Pero no fue hasta el 2010 que Argentina se convirtió en el primer país  en aprobar el matrimonio entre parejas del mismo sexo a nivel nacional. Después le siguió Brasil y Uruguay en el 2013 y Colombia en 2016, y hoy en día al menos otros cuatro países—Chile, Costa Rica, Ecuador y México—tienen leyes parciales. Sin embargo, estos avances están rezagados en comparación con la opinión pública.

En Chile por ejemplo, el 60 por ciento de los ciudadanos apoyan el matrimonio igualitario, y entre las personas de 35 años y menor, el 84 por ciento están a favor. “La gran esperanza es la juventud”, le dijo Jaime Parada Hoyl a Elizabeth Gonzalez de AS/COA Online. Parada Hoyl es concejal del distrito Providencia en Santiago de Chile y el primer político abiertamente gay elegido en Chile. Al nivel regional, él es uno entre un total de 15.

Chile pudiera ser el quinto país de la región en legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo, ya que la Presidenta Michelle Bachelet promete introducir un proyecto de ley en el Congreso antes que finalice este semestre. Pero a Parada Hoyl le parece poco realístico que se apruebe la ley antes de que Bachelet termine su mandato en marzo del 2018. Además, dice que si el actual candidato y ex-presidente, quien está liderando las encuestas, gana en las elecciones de noviembre, morirá la ley en el Congreso. “Si gana Sebastián Piñera no se pasará la ley”, dice Parada Hoyl. 

"La visibilidad es el motor de los cambios. No podemos cambiar aquello que no vemos, porque aquello que no vemos, no existe.

A la misma vez que se hacen más visibles los problemas que enfrenta la comunidad LGBT, más agresivas son las reacciones de los opositores. Para combatir éste rechazo, los políticos tienen que perder el miedo y actualizarse con el mundo de hoy, entender que es una agenda “mainstream”—dice Parada Hoyl—igual que ser honestos sobre sus propia identificación sexual. “Falta que más gente visibilice su orientación sexual en contextos de toma de decisión.”