Main menu

La Política hacia Latinoamérica

October 30, 2008

La sabiduría popular dice que los hispanos en Estados Unidos votan pensando en asuntos de política doméstica. Pero en nuestro cada vez más integrado hemisferio, la política exterior de este país hacia Latinoamérica afectará dramáticamente la vida y el futuro de todos los votantes hispanos. Y por eso hay que tomar nota de lo que los candidatos están diciendo para las elecciones de Noviembre 4.

En una encuesta a votantes hispanos en los estados críticos de los Western Rockies, 51 por ciento de ellos citaron la economía y empleo como su primera preocupación y 36 por ciento citaron la guerra en Iraq como su segunda. La política hacia Latinoamérica ni siquiera figuró como una categoría.

He aquí por qué es importante, y particularmente en estas elecciones.

En primer lugar, las remesas. Si usted es cubano-americano las posiciones de los senadores John McCain y Barack Obama son bien diferentes. Desde el 2004, la administración Bush ha limitado la cantidad de dinero que usted puede transferir a sus parientes en la isla a un exiguo $1,200 por año. El argumento es que esto debilita al régimen cubano dejándolo sin recursos, pero en efecto lo que hace es que les niega a los cubano-americanos el derecho que otros grupos de inmigrantes ya tienen. Reconociendo esta realidad, y los beneficios potenciales de darle más poder a los cubanos en la isla, Obama ha prometido levantar esas restricciones, al igual que levantar los límites de viaje a Cuba.

Lo segundo es inmigración. Sí, McCain valientemente impulsó una reforma inmigratoria el año pasado. Pero desafortunadamente ahora le ha dado la espalda en varios discursos durante la campaña. Obama ha prometido una reforma inmigratoria integral durante su primer año de mandato.

Lo tercero tiene que ver con las relaciones en nuestro vecindario. McCain ha sido claro diciendo que nó estaría dispuesto a reunirse con líderes no amigos de los EE.UU. Y su campaña ha ido más lejos ridiculizando las declaraciones del senador Obama que ha dicho que él sí hablaría con líderes tales como Hugo Chávez de Venezuela y Raúl Castro de Cuba, toda vez que existan condiciones apropiadas.

Incluso nuestros aliados más cercanos en la región están pidiendo una posición menos ideológica en el hemisferio. En el último número de Americas Quaterly (AQ), varios políticos, líderes de negocios y activistas pidieron al próximo Presidente electo que implemente políticas pragmáticas. La diplomacia implica más que simplemente hablar con amigos, especialmente cuando se trata de nuestros vecinos.

Las políticas que faciliten las remesas, que proporcionen un marco de regulación adecuado para la inmigración y que eviten la división y el antagonismo innecesario en la región, promoverán los objetivos domésticos de los votantes hispanos y la seguridad económica de sus familias.