Main menu

Entrevista: Luis Christiansen sobre las elecciones venezolanas

Luis Christiansen participó en un evento sobre las elecciones venezolanas en la AS/COA. (Photo: Roey Yohai)

September 27, 2012

“El trabajo que estamos haciendo es particularmente útil para poder identificar qué cosas están uniendo a los venezolanos, sobre todo después de más de una década en la que se ha insistido mucho sobre las que nos separan.”

El presidente de la firma Consultores 21, Luis Christiansen, analiza la intención de voto de los venezolanos en conversación con Andreina Seijas de AS/COA sobre los comicios en los que el Presidente Hugo Chávez se enfrenta al aspirante opositor Henrique Capriles. Una encuesta realizada el 14 de septiembre por Consultores 21 muestra a Capriles con una leve ventaja de 2 puntos frente a Chávez. En vísperas de las elecciones de octubre, Christiansen hizo sus observaciones sobre la intención de voto y expuso su perspectiva sobre las estrategias de campaña  de ambos candidatos.

AS/COA Online: Factores económicos como el desempleo y factores sociales como las misiones tienen gran impacto sobre la intención de voto del venezolano. ¿De qué manera condicionan estos factores el apoyo por uno u otro candidato?

Luis Christiansen: Una de las estrategias fundamentales del candidato Chávez consiste en presentar la fortaleza de sus misiones y programas sociales. Sin embargo, lo que hasta ahora se ha visto en la campaña electoral es que cada vez menos estos programas sociales son un obstáculo para seguir al candidato Capriles. El tema del empleo lo veo como un tema clave, por dos razones. La primera, se evidencia cuando uno pregunta a los venezolanos qué harían  si ellos fueran el presidente. Ahí el empleo es el protagonista. Y lo veo como clave porque el gobierno actual no tiene mayor interés en promover empleo sostenible en el tiempo, porque una persona empleada es una persona que se aleja de la necesidad de depender del gobierno, y la finalidad de los programas sociales es justamente la generación de dependencia.


Read the English version of the interview.


AS/COA Online: Hace unas semanas Hugo Chávez advirtió sobre la posibilidad de una guerra civil en Venezuela, de “una lección histórica” para el 7 de octubre. ¿Hasta qué punto el miedo es un factor que determina la intención de voto de los venezolanos?

Christiansen: Yo separaría los dos conceptos, el de estabilidad y el concepto de miedo.  El primer elemento de estabilidad y tranquilidad es muy importante, pues unas de las necesidades que tiene el venezolano es que haya orden en el entorno en el que está viviendo. El Presidente Chávez está haciendo uso de ese orden al denunciar que si Capriles gana existe un escenario de guerra civil o desórdenes sociales en Venezuela.  Lo interesante de esto es que lo que el Presidente está diciendo es “yo me voy ocupar de promover desórdenes en el país”, en lugar de ser la garantía de orden. Cuando uno piensa en el concepto de miedo, piensa en el voto oculto. Sin embargo, hasta la elección del 2010 no existe evidencia de miedo en los electores al momento de votar. Esta elección, sin embargo, es quizás en la que habría que tomar ese factor con más seriedad pues el gobierno ha incrementado la cantidad de gente que se inscribe en listas esperando beneficios y ha modificado el sistema electoral. Esta podría ser la primera vez que uno detecta la presencia de miedo en el proceso.

AS/COA Online: Otras encuestadoras asocian las fluctuaciones en las tendencias a la enfermedad de Chávez y al incidente de Amuay. ¿Hasta qué punto hechos concretos como estos tienen impacto en la intención de voto reflejada en las encuestas?

Christiansen: Nosotros sólo hemos registrado un movimiento fuerte en las encuestas antes de los acontecimientos de Amuay o a las denuncias de corrupción de la oposición. Estos últimos hechos aún no se han reflejado en la opinión pública. El movimiento fuerte que vimos ocurrió en el segundo semestre del 2011. Algunas personas lo asocian con la enfermedad del Presidente Chávez, pero nosotros lo asociamos más bien con las misiones que comenzaron en el segundo semestre del año 2011 y que ayudaron al Presidente Chávez a cerrar una brecha que tenía con la opinión pública. Posteriormente no hemos visto más movimientos fuertes en lo que va del 2012, lo que indica una elección que está muy equilibrada entre los dos candidatos.

AS/COA Online: Es la primera vez que un candidato de oposición aventaja a Hugo Chávez en un sondeo electoral. A nivel de campaña podría decirse que la maquinaria política de Chávez siempre ha sido la misma. En este sentido, ¿cuáles en su opinión son los cambios en la campaña de Henrique Capriles que pueden estar causando esta tendencia positiva en las encuestas?

Christiansen: Yo creo que unos de los elementos claves diferenciadores entre los candidatos es que ya desde el 2008 cuando Capriles fue candidato para la zona de Miranda y ganó la gobernación, él hizo un diseño de campaña que no buscaba confrontar directamente al adversario, sino más bien tratar de plantear qué tipo de necesidades tienen los electores. Capriles usó una frase en estos días que creo que resume muy bien su estilo de campaña: en este momento lo que nos une a los venezolanos son los problemas, pero después del 7 de octubre nos va a unir la búsqueda de soluciones. Eso resume muy bien su espíritu de campaña, pues el objetivo no es poner el acento en las diferencias que pueda haber, sino más bien tratar de resaltar los elementos comunes que pueden unir a Capriles con sus electores. Es un estilo de campaña totalmente distinto al de Chávez, que lo que busca es acentuar las diferencias y generar muchos conflictos. El triunfo de Capriles en el 2008 y el hecho de que ésta sea una elección muy equilibrada, demuestran que este estilo de campaña es adecuado. 

AS/COA Online: ¿Existe algún grupo de edad o grupo social que sea clave para estas elecciones? ¿Por qué?

Christiansen: Los jóvenes son un grupo muy importante porque han venido demostrando en los últimos años que son capaces de tener impacto en en términos de participación. Desde el punto de vista de género, las mujeres también están demostrando que pueden hacer una diferencia importante en la elección, sobre todo porque en Venezuela la mujer tiene una gran influencia dentro su círculo familiar. Desde el punto de vista de las clases sociales, hasta ahora los números sugieren que la clase D es el terreno de batalla en donde se va a decidir la elección. En las tres últimas elecciones Chávez logró construir mayoría en la clase E y en la clase D.  En estos momentos no ha logrado construir mayoría allí y por eso la elección está peleada, y da la impresión de que le va costar mucho lograr esa mayoría.

AS/COA Online: ¿A qué clase social o a qué grupo pertenecen los “Ni-Nis” o indecisos? 

Christiansen: Hoy en día hay un problema con los Ni-Nis porque ellos no existen.  Digo que no existen porque los Ni-Nis son sólo una construcción para hacer análisis. Si tú obligas a los electores a escoger entre Hugo Chávez y la oposición, hay un grupo de ellos que se pondrá al margen. El volumen de ese grupo de electores depende del tipo de escala que uno utilice, por lo que no parece ser un factor importante para la elección. Noventa y ocho por ciento de los venezolanos están a favor o en contra de Chávez, o sea en su caso siempre hay una decisión. Entonces creo que los Ni-Nis son útiles como concepto de análisis, pero en la práctica no lo son tanto.

AS/COA Online: Entre los legados positivos de la última década hay quienes mencionan una mayor conciencia política de los venezolanos. De los 18 millones de electores, ¿cuánta abstención se espera para este 7 de octubre?

Christiansen: Estimamos que entre el 63 y el 75 por ciento del electorado va a votar. En otras palabras, habría una abstención de entre  el 25  y el 27 por ciento, que podría inclusive disminuira medida que nos acercamos al 7 de octubre. Esta parece ser una elección con altas tasas de participación, iguales o superiores a las del  2006. 

AS/COA Online: Cuéntenos sobre su experiencia al mando de una firma encuestadora en Venezuela. ¿Cuáles son los mayores retos y oportunidades que existen?

Christiansen: Mi experiencia en Consultores 21 ha sido muy enriquecedora. De cara al país, es una gran responsabilidad el ser capaces de entender adecuadamente lo que el país está diciendo, o lo que está pensando. El trabajo que estamos haciendo es particularmente útil para poder identificar qué cosas están uniendo a los venezolanos, sobre todo después de más de una década en la que se ha insistido mucho sobre las que nos separan. Poder identificar lo que nos une está ligado a las aspiraciones que todos tenemos. Me parece importante pasar de hacer un esfuerzo por diferenciarnos, a un esfuerzo por trabajar juntos por resolver aquellas cosas que nos afectan por igual y que requieren de trabajo en equipo.