Main menu

México 2017 resumen: México y América del Norte – Una potencia global

Ildefonso Guajardo en el Consejo de las Americas

Ildefonso Guajardo (Imagen: Keith Dannemiller)

May 24, 2017

Participantes

  • Luis Videgaray, Secretario de Relaciones Exteriores de México
  • Chrystia Freeland, Ministra de Asuntos Globales de Canadá
  • José Antonio Meade, Secretario de Hacienda y Crédito Público de México (Baje su presentación.)
  • Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía de México
  • Juan Andrade, Vicepresidente Ejecutivo de Chubb Group y Presidente, Overseas General Insurance, Chubb
  • Juan Pablo Castañón, Presidente, Consejo Coordinador
  • Juan Pablo del Valle, Presidente, Mexichem
  • Yosbel Ibarra, Co-Managing Shareholder Miami, y Co-Presidente de la Práctica Iberoamericana e Ibérica, Greenberg Traurig
  • Moisés R. Kalach, Director, Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales, Consejo Coordinador Empresarial
  • Eric Lee, Estratega Energético, Commodities Research, Citigroup
  • Patrick Ottensmeyer, Presidente y CEO, Kansas City Southern
  • Brian Porter, Presidente y CEO, Scotiabank
  • Carlos Manuel Rodriguez, Editor de México, Bloomberg News
  • Juan Ignacio Rubiolo, Presidente y CEO, AES México
  • Carlos Sada Solana, Subsecretario para América del Norte, Secretaría de Relaciones Exteriores
  • Oscar Schmidt, Vicepresidente Ejecutivo, CEO-Latin America, MetLife
  • Susan Segal, Presidenta & CEO, Americas Society/Council of the Americas (Lea sus palabras de apertura.)
  • Jaime José Serra Puche, Fundador y Presidente, SAI Derecho & Economía
  • Blanca Treviño, CEO, Softtek
  • Brian Winter, Vicepresidente de Políticas Públicas de Americas Society/Council of the Americas y Director de Americas Quarterly

Read an English version of the summary.

Vea la conversación completa de #mxASCOA en Twitter.


La Presidenta y CEO de AS/COA, Susan Segal, instaló la conferencia en la Ciudad de México explicando su decisión de hacer su discurso en inglés. “Quiero ser precisa y dejar constancia no solo en México, sino también en mi país”. Segal empezó explicando la forma en que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha contribuido a las economías de los tres países miembros, y resaltó que 14 millones de empleos en los Estados Unidos dependen del comercio entre los países. “La realidad es que no solo estamos vendiendo productos los unos a los otros —dijo Segal— sino que los fabricantes estadounidenses, mexicanos y canadienses están literalmente creando productos juntos”. Segal añadió que aunque el tratado necesita ser modernizado para estar a la par con los avances tecnológicos que han ocurrido desde que se implementó, acabar con el acuerdo resultaría en perdidas enormes.

A continuación, el Subsecretario mexicano para América del Norte, Carlos Sada Solana, habló de la importancia del papel económico que juega el TLCAN en las economías de la región y señaló que el comercio trilateral entre Canadá, México y los Estados Unidos ha crecido de $290 millones en 1993—antes de la firma del acuerdo—a más de un 1.2 billones de dólares el año pasado. Sada Solana destacó los lazos humanos y de negocios que existen entre los tres países, que involucran a más de 500 millones de personas. El ex-embajador también explicó que los 50 consulados mexicanos en los Estados Unidos han establecido fondos para la defensa judicial de los inmigrantes mexicanos que estén en peligro de detención o deportación. El diplomático habló de las oportunidades de colaboración entre los dos países, dando como ejemplo las reuniones con el Secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, quien como resultado ha dicho públicamente que los Estados Unidos tienen que reconocer que el consumo de drogas crea violencia a los dos lados de la frontera.

Al participar en la conferencia el CEO de Scotiabank, Brian Porter, se refirió al perfil demográfico de México, que lo hace muy atractivo. Por un lado, la edad promedio de los mexicanos es 27 años mientras que en Canadá y en los Estados Unidos es de 40 años. Además, tiene otras ventajas importantes como mano de obra calificada—México gradúa a más ingenieros que Brasil y Alemania—y docenas de tratados de libre comercio (TLCs). Sin embargo, México enfrenta desafíos al estado de derecho. Porter dio como ejemplo un caso reciente en que tuvo que ayudar a un inversionista a determinar quiénes eran los dueños de varias propiedades. “Este es un asunto que hace falta aclarar si México quiere atraer más inversión extranjera en ciertas industrias”, dijo Porter.

Cuando se le preguntó lo que opinaba sobre el impuesto de ajuste fronterizo incluido en el presupuesto de la administración de Donald Trump, el ejecutivo expresó su preocupación. “Hay que permitir que el mercado haga su trabajo”. Sobre el TLCAN, Porter coincidió con otros participantes en que el tratado debería ser modernizado y no desmantelado. “La realidad es que lo que está en cuestión no es el comercio, porque el comercio crea empleos. Se trata del impacto de la tecnología en todo tipo de negocios”.

En su presentación el Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, habló de lo crucial que será establecer metas claras en el proceso de renegociación del TLCAN, el cuál empezará en agosto. Añadió que las negociaciones no avanzaran sin que primero las respectivas partes reconozcan los beneficios que han obtenido del acuerdo. Aunque el secretario dice que no necesariamente se siente “optimista”, cree que las negociaciones reforzarán todo lo que ya se ha logrado en Norteamérica en los 20 años desde que se firmó el acuerdo. Guajardo dijo que actualizar el TLCAN es necesario y lamentó que los Estados Unidos se hayan retirado del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), ya que incluía medidas para abordar la revolución tecnológica que están ausentes en el TLCAN.

Guajardo también habló de la actual agenda de Washington y del foco del gobierno estadounidense en reducir el déficit comercial, y explicó que la solución al déficit es expandir el libre comercio, no limitarlo.

A continuación, el ex-Secretario de Economía, Jaime José Serra Puche, moderó una conversación con la Ministra de Asuntos Globales de Canadá, Chrystia Freeland, y el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray. Ellos hablaron de la importancia que sus respectivos países le dan al comercio y sobre su apoyo a una actualización del TLCAN. Freeland destacó el acuerdo como uno de los más exitosos del mundo e hizo un llamado a los estadounidenses en la audiencia para que le transmitan su apoyo al acuerdo a sus representantes legislativos en Washington. Freeland también habló de la necesidad de que se mantenga un acuerdo de carácter trilateral en lugar de pactos bilaterales, ya que acuerdos ampliados son más benéficos para economías medianas como las de Canadá y México. Freeland añadió que es fácil culpar al libre comercio por la pérdida de empleos, cuando en realidad la principal amenaza a la estabilidad laboral son los cambios tecnológicos.

México tiene TLCs con 46 países, destacó Videgaray, y eso es evidencia de que el comercio es un instrumento crucial de desarrollo. El Secretario dijo que México está listo para empezar la renegociación del TLCAN y que su país tiene “muy buenos negociadores”. También explicó que cada nación va a priorizar sus propios intereses, pero eso no quiere decir que no haya metas comunes. Hizo énfasis en que los Estados Unidos y México son más que vecinos: “somos socios”.

A su turno, el Director de Americas Quarterly y Vicepresidente de AS/COA, Brian Winter, moderó un panel sobre el futuro del TLCAN desde el punto de vista del sector privado. El CEO de Kansas City Southern, Patrick Ottensmeyer, sostuvo que interrumpir el TLCAN sería desastroso para la industria agropecuaria de los Estados Unidos. Pero el ejecutivo agregó que las negociaciones podrían ser positivas si ven el acuerdo desde una perspectiva macro, sin detenerse demasiado en las necesidades individuales de cada sector. Moisés Klack del CCE, también alertó contra los peligros de efectuar cambios basados en intereses de corto plazo.

Las enormes diferencias entre la economía actual y la existente cuando se firmó el TLCAN en 1994, crea también una oportunidad para modernizar el acuerdo e incorporar los avances producidos por la revolución tecnológica. La CEO de Softek, Blanca Treviño, destacó como ejemplo las diferencias entre las compañías predominantes entonces y ahora. “Hoy en día cuatro de las cinco mayores compañías estadounidenses son de tecnología, por ejemplo Google y Apple”, dijo Treviño. “Las principales empresas cuando empezó el TLCAN eran las automotrices como GM”. Juan Andrade de Chubb está de acuerdo en que hace falta actualizar el tratado sin que se interrumpa el flujo de más de un billón en comercio trilateral, lo cuál sería devastador para los trabajadores y las economías de la región. A Juan Pablo Castañón le gustaría ver el comercio entre los tres países aumentar a niveles similares al comercio intrarregional en Europa que es de un 70 por ciento, en cuanto que en Norteamérica es del 50 por ciento.

Castañón también habló de los cambios necesarios en su propio país. “No podemos caminar hacia el futuro mirando el espejo retrovisor”, dijo, destacando la importancia de la políticas públicas especialmente en las zonas del país menos desarrolladas, hacia el sur y sureste. Hizo un llamado a que los mexicanos sean más emprendedores.

El siguiente panel se enfocó en energía, un sector que está en el centro del debate sobre el TLCAN. De acuerdo a Eric Lee de Citi, México tiene acceso a los precios de gas natural y electricidad más bajos del mundo. “¿Cómo puede entonces el país equilibrar los bajos precios del gas natural con la necesidad de independizarse de las importaciones de Estados Unidos?”, preguntó Carlos Rodríguez de Bloomberg. Para el CEO de AES México, Juan Ignacio Rubiolo, la respuesta es diversificar y posicionarse como el mejor mercado de gas natural para los Estados Unidos. A largo plazo, cualquier compañía que invierta en el sector energético de México tendrá buenos resultados gracias a las reformas del Presidente Enrique Peña Nieto, añadió Juan Pablo del Valle de Mexichem, aunque PEMEX podría facilitar el proceso coordinando las subastas que ofrece con las otras ofertas del país. La mayor incertidumbre en el país no es ni el TLCAN ni la administración de Trump, dijo del Valle. “Son las políticas domésticas”, incluyendo las propuestas para reevaluar la reforma energética que ha hecho el partido MORENA, el que podría ganar las elecciones presidenciales del 2018.

Oscar Schmidt de MetLife presentó al último orador del día, el Secretario de Hacienda y Crédito Público de México, José Antonio Meade. Schmidt resaltó los esfuerzos del gobierno mexicano en crear estabilidad en la economía a pesar del contexto global y aseguró que el TLCAN ha contribuido al éxito de su compañía.

Durante la clausura de la conferencia, el Secretario Meade habló de los factores que contribuyen a la estabilidad económica del país, llamando a México el “moneyball” de las economías emergentes gracias a las reformas estructurales que han permitido que el país sea flexible y resistente al tiempo que mantiene un crecimiento robusto. México pudo sobrevivir la caída en el precio del petróleo de los últimos tres años gracias a la reforma tributaria, dijo Meade. El Secretario también habló de la integración expansiva entre México y los Estados Unidos, lo cuál a hecho desaparecer las líneas de la frontera. Estos lazos y la presencia de México en importantes espacios a nivel mundial hace que el país juegue un papel importante en la competitividad de la región, dijo Meade. “Sin México, América del Norte no sería la potencia global que es hoy”. 
 

Elizabeth Gonzalez translated this summary.