Main menu

La fragilidad de los Estados dificulta la lucha de América Latina contra el coronavirus

March 23, 2020

La llegada de la pandemia del coronavirus enfrenta a América Latina a sus peores fantasmas. El impacto aún es relativo, en comparación con Europa o Asia, pero la secuencia es tan similar y el anuncio de la llegada del asteroide tan estruendoso, que casi todos los Gobiernos ya se han puesto en lo peor. Incluso los dirigentes más escépticos, prudentes o desconfiados, por convicción o por necesidad, ya dan su brazo a torcer. El coronavirus se instalará en los próximos días y semanas en una región con muchas carencias. Lo hará además en lugares donde, a diferencia de lo visto en el resto del mundo, el Estado no existe y dificulta aún más la lucha contra el contagio...

“No hay duda de que el cierre de fronteras tendrá consecuencias negativas e impredecibles con el tiempo. Muchos países están integrados, como por ejemplo México y Estados Unidos o Argentina y Brasil. Esos nexos se están dejando de lado y no estoy seguro si se volverán a restaurar”, ahonda Brian Winter, vicepresidente de Americas Society y Council of the Americas...

“Ha habido liderazgos firmes, como Argentina, Perú, Colombia o Ecuador y, en el otro lado, Brasil y México. Pero aún hay tiempo de que los Gobiernos cambien su forma de actuar”, opina Winter, que pone el ejemplo de Donald Trump. “Esta crisis no se parece a ninguna que hayamos vivido antes. Es solo el principio, lo que hoy es popular mañana puede no serlo”, añade el analista...

“La crisis acelerará algunos movimientos hasta ahora más imperceptibles, como el papel más activo de los militares que se recuerda desde los años ochenta. Por otro lado, vemos cómo la popularidad de presidentes democráticos que han reaccionado con firmeza, como Martín Vizcarra en Perú, ha mejorado. Quizás, si los gobernantes actúan bien, se puede revertir esa tendencia de que los latinoamericanos habían perdido la fe en sus dirigentes y en la democracia en general”, añade Winter...

Lea el artículo completo.